Packaging de comida muy económico con etiquetas impresas

¿No sería genial tener tu marca en cada parte de la experiencia del cliente con tus productos? El embalaje es otra forma de que tu marca brille. El embalaje de los alimentos previene la contaminación y proporciona información esencial sobre el producto, también promueve la marca y refuerza su identidad en el mercado. Las grandes empresas gastan mucho dinero en desarrollar sus propios envases personalizados para destacar entre otros.

Para las empresas más pequeñas, puedes tener tu propio envase de comida con un presupuesto, simplemente usando pegatinas o etiquetas corporativas. Es económico, práctico y fácilmente personalizable.

Aquí te ofrecemos algunos consejos sobre cómo crear un diseño de etiquetas de envases de alimentos que sea rentable:

Pon en consonancia tu diseño con tu identidad de marca

Pon en consonancia tu diseño con tu identidad de marca

Los clientes deben tener una comprensión clara e inmediata de tu marca y producto en el momento en que pongan sus ojos en él. El embalaje es el primer punto de contacto del cliente con tu marca.

Al crear tus etiquetas personalizadas, debes tener una clara comprensión de tu identidad de marca. Esto ayudará a guiarte en la elección de los colores, el tamaño, la forma y el material de la etiqueta para reflejar quién eres y lo que representas como marca.

Considera lo que debería incluirse en tu etiqueta

Las etiquetas tienen un espacio limitado. Incluyen sólo la información necesaria como la lista de ingredientes, datos nutricionales, descripción del producto y/o fecha de fabricación. Si bien deseas incluir toda la información necesaria en tu etiqueta, deja suficiente espacio para el diseño.

Diseña la etiqueta teniendo en cuenta el envase y el producto

Considera el tamaño y la forma de tu envase al crear tus etiquetas de envases de alimentos baratos. Obtén las dimensiones exactas de tu caja, botella o frasco. Querrás crear etiquetas que queden perfectas en el envase.

Considera cuánto del producto real quieres mostrar. Algunos sugieren una etiqueta envolvente para envases opacos o para productos que no son estéticamente agradables. Para productos atractivos como mermelada, pastelería o galletas, una etiqueta más pequeña te permitirá mostrar el producto en su interior.

Usa el color, textura y tipo de etiqueta en tu beneficio

Usa el color, textura y tipo de etiqueta en tu beneficio

Sé creativo al diseñar las etiquetas de tus productos. Hay muchas maneras de combinar diferentes colores, texturas y fuentes para crear un diseño de etiqueta llamativo e interesante.

Considera diferentes acabados también. Ciertos acabados como el mate, el brillante, o incluso los acabados metálicos dicen mucho acerca de qué tipo de marca eres.

Por ejemplo: una etiqueta sencilla y de aspecto rústico con un acabado mate puede ser perfecta para una marca de alimentos casera que utiliza ingredientes de la granja a la mesa. Las etiquetas con acabado metálico pueden ser usadas por compañías que venden aparatos de alta tecnología y similares.

Recuerda: antes de enviar tus etiquetas a las impresoras, asegúrate de que el modo de color en el que están es CMYK.

Utiliza imágenes e ilustraciones relevantes

Añade imágenes e ilustraciones relevantes para reforzar tu identidad de marca. Comunican mensajes sobre la marca que no pueden ser puestos en palabras.

También pueden ayudar a persuadir a los clientes a comprar su producto. Una foto atractiva del producto, por ejemplo, estimulará su apetito y hará que compren el producto de inmediato.

Crea pegatinas memorables y distintivas

Crea pegatinas memorables y distintivas

Las etiquetas bien diseñadas para los envases de alimentos pueden hacer que tu producto destaque, llame la atención del cliente y lo persuada de que compre. Puedes pensar que con las etiquetas en principio esto no es posible. Sin embargo, con la combinación correcta de elementos de diseño, el diseño de tus etiquetas para envases de alimentos podrá destacar entre la competencia.

Una idea de embalaje de alimentos económicos: para bebidas e ingredientes líquidos, considera el uso de etiquetas transparentes con una tipografía simple pero atrevida. Marcas como Good Fizz y Prodjuice usan un diseño similar para hacer resaltar el color y el contenido de sus productos.

Pide opiniones

Antes de finalizar tu etiqueta, pregunta a otras personas, como compañeros de trabajo, amigos o incluso familiares, qué piensan de tu diseño. Pregúntales qué les ha gustado y qué no les ha gustado. Pregúntales cómo se puede mejorar el diseño.

Considera la posibilidad de crear un grupo de discusión, te ayudará a ver si tu diseño será atractivo para tu público objetivo.

Las etiquetas impresas pueden realmente subir el nivel de tu embalaje y hacer que tu negocio parezca más profesional y digno de confianza. Son fáciles de hacer y son muy económicas, ¡así que a diseñar!