Los 9 regalos corporativos para reír o llorar que los empleados recibieron

¿Alguna vez has recibido un regalo de empresa tan horrible que es casi gracioso? Las empresas envían regalos de empresa a sus clientes, empleados y socios comerciales para expresar su agradecimiento por ayudar a hacer crecer la empresa. Sin embargo, algunos sólo parecen decepcionantes o, peor aún, ofensivos para para tus empleados.

Echa un vistazo a estos malos ejemplos de regalos corporativos que algunos empleados recibieron de su empresa:

01. Por debajo de cinco.

Sé siempre consciente del regalo de empresa que le das a tus empleados. Ellos pueden ver fácilmente si tus regalos de corporativos son económicos y sinceros.

Cuando John Picciotto trabajaba en una joyería nacional al principio de su carrera, él y su equipo batieron récords en cuentas abiertas y ventas resultantes. A medida que se acercaba la Navidad, la alta dirección organizó un almuerzo como expresión de agradecimiento y entregó un reloj a cada miembro del equipo. Sin embargo, la recompensa habría sido excelente si no fuera por el reloj de marca privada de la compañía que costaba menos de 5 dólares. 

2. Inapropiadamente salvaje

Los artículos de cuidado personal son uno de los mejores ejemplos de malos regalos corporativos de los que no se debe dar en el lugar de trabajo. Desafortunadamente, no todos tienen ese recordatorio.

Una usuaria cuenta de una época en la que recibió un paquete de toallitas higiénicas perfectamente envueltas como regalo de su jefe. Para sorpresa de todas las empleadas del departamento, todas recibieron un regalo similar. Para hilar más el hilo, su jefe masculino que les dio los regalos se acercó cuando estaban abriendo sus regalos. Luego comentó que esperaba que sus marcas preferidas fueran las adecuadas. Algo inapropiado.

3. Logística ridícula

Los alimentos suelen ser una opción segura como regalo de empresa para los empleados, especialmente durante las fiestas. Sin embargo, hay que tener en cuenta la logística a la hora de regalar alimentos.

Un usuario cuenta el momento en que la gerencia de su empresa trajo un servicio de catering con unos 50 pavos congelados para todos los empleados de la empresa unos días antes del Día de Acción de Gracias. Por supuesto, no había suficiente espacio en el refrigerador de la sala de descanso para 50 pavos congelados. A la empleada y a sus compañeros de trabajo ni siquiera se les permitió ir a casa a dejar sus pavos congelados. Sólo podemos imaginar lo que les pasó a esos pavos al final de su turno.

04. La locura de la fe

En general, los artículos religiosos son malos ejemplos de regalos corporativos que debes evitar. No todos en la oficina pueden compartir la misma fe que tú y podría parecer inapropiado.

La cadena de televisión CBS informó sobre la historia de una mujer que tenía un jefe muy religioso. El jefe les daba a sus empleados libros con títulos como “Respuestas a todas las grandes preguntas de la vida” o “Por qué otras religiones se equivocan”. Este regalo inapropiado hizo que varias personas se sintieran muy incómodas.

05.  Malos regalos todo el tiempo

Algunas compañías, desafortunadamente, no toman en serio la entrega de regalos corporativos. Los malos regalos son un reflejo de lo mucho que su empresa te valora y a tus contribuciones al negocio.

Un empleado trabajaba en una empresa que tenía un historial de regalos baratos y deprimentes. Algunos de los regalos que recibieron en sus 33 años en la compañía incluyen ropa naranja y púrpura, tres cajas vacías, un paquete de Kleenex, una vela y una loción para manos.  

06. Nada más que frijoles

¿Es mejor recibir un regalo pésimo o no recibir nada? Algunas empresas no ofrecen regalos a sus empleados. Si lo hacen, terminan siendo malos regalos.

Un usuario cuenta la época en que cuatro de sus gerentes decidieron dar una pequeña bolsa de frijoles, condimentos y una receta de sopa de frijoles como regalo navideño para los empleados. Mientras que los trabajadores estaban inicialmente molestos por los regalos, a menudo lo recuerdan con cariño después de años de no haber recibido nada desde entonces.

07. Clasificado como X

Los artículos para adultos o cualquier cosa de naturaleza sexual es uno de los peores ejemplos de malos regalos corporativos para el lugar de trabajo, incluso si se trata de una broma.

Un supervisor les dio una vez un un producto clasificado para adultos. No había nada impreso en la botella, pero el cristal en sí mismo formaba la forma de una parte traviesa del cuerpo.

08. Imagínate esto

Haz un esfuerzo para conseguir algo agradable para tus empleados, incluso si estás tratando de ahorrar en costes.

Cuando Pete Abilla trabajaba para un minorista online en Fernley, Nevada, celebraron una fiesta de empresa para la alta dirección. Cuando él y sus colegas abrieron sus regalos corporativos, encontraron un fino libro ilustrado sobre Fernley, Nevada. Era extraño, considerando que nada era fascinante en la zona, excepto los almacenes de su compañía, Silverado y Chevron. Sin embargo, sus malos obsequios no les sorprendieron en absoluto, considerando que su cuarto valor corporativo era la frialdad.

09. Mensajes escondidos

Los artículos de aseo son malos ejemplos de regalos corporativos, ya que transmiten un mensaje disimulado que puede resultar ofensivo para algunos.

Un usuario anónimo cuenta la época en que su jefe regalaba cepillos de dientes a todos los miembros de la agencia durante la temporada de Navidad. Los regalos dieron la impresión de que tenían una higiene terrible. Más tarde, su jefe les explicó que quería dar un regalo que no comprarían para ellos mismos.

Al hacer regalos de empresa a tus empleados, recuerda siempre que tus regalos son una muestra de lo mucho que los aprecias a ellos y a su duro trabajo. Presenta a tus empleados con regalos empresariales increíbles para levantarles la moral y hacerlos sentir especiales y apreciados.