Con el inicio de una nueva temporada, los eventos y ferias promocionales se multiplican. Entre las numerosas ventajas, los congresos nos permiten ampliar nuestra red de contactos, ampliar nuestra exposición y llegar a nuevos clientes potenciales. Por tanto, no es ninguna sorpresa que tanto las grandes empresas como las pymes estén presentes en estas ferias: ¡Es la mejor oportunidad para aumentar tu reputación!

Pero espera, ¿cómo hacer que los asistentes se acerquen? ¿Cómo convertir tu stand en todo un éxito? Piensa en todos los clientes potenciales que pasan por delante de él y no se atreven a acercarse... y el pasillo no es exactamente el lugar ideal para negociar. Por eso, debes crear un stand de exposición llamativo y espectacular que invite a acercarse para garantizar el éxito de tu evento comercial.

¿Necesitas inspiración? ¡Aquí tienes cuatro consejos para asegurarte de que tu próximo evento supera todas las expectativas!

1. Apuesta por la brevedad y lo audiovisual

Las ferias no incluyen una visita guiada como en el museo, de ahí que tu stand deba ser llamativo. De hecho, el economista Marius Manic explica que "la mayoría de la gente recuerda el 80% de lo que ve y sólo el 20% de lo que lee"; esto significa que la manera de maximizar la rentabilidad de tu stand es aumentar su atractivo visual.

En un entorno tan competitivo como las ferias, los estudios muestran que el público responde mejor a todos los estímulos audiovisuales. Nuestro consejo es utilizar eslóganes que hagan hincapié en los beneficios de tus productos y servicios a través de mensajes cortos y ágiles que capten la atención de tu público objetivo. Trabaja en puntos de venta únicos y llamativos, en lugar de abusar de descripciones largas y aburridas.

2. ¡Usa una temática para hacerles soñar y una oferta para pararles!

Más allá de los rollup banners, las banderolas de playa y carteles, debes utilizar algo inspirador que te ayude a destacar entre tu público objetivo. Podría ser cualquier cosa: desde una cómoda sala de estar para que tus visitantes se relajen, o un decorado al estilo de una serie o película. De esta manera, podrás decorar fácilmente tu espacio, por ejemplo, con sillas de director o carteles textiles de colores para que tu mensaje destaque. Todas estas opciones contribuirán a crear un ambiente acogedor para tus visitantes.

Incluir detalles decorativos jugará una importante baza a tu favor, ya que demostrarán una deferencia especial hacia el cliente. Por ejemplo, los accesorios de gran tamaño relacionados con tus productos o servicios son una forma atractiva de conseguir la atención de cualquier visitante. La gente se detendrá por curiosidad, fotografiará tu stand y compartirá las imágenes en sus redes sociales.

La vestimenta también puede ser decisiva: un disfraz o uniforme especial puede diferenciarte del resto. Piensa en ese montón de stands monótonos seguidos unos tras otros. En este contexto, vestir de forma diferente, te dará muchas más posibilidades de destacar sobre el resto y ofrecer una impresión cercana.

3. Organiza algo especial para crear vínculos con tus clientes

Muchas empresas utilizan su material promocional para crear una asociación de utilidad en los usuarios. Esta idea lleva, en muchas ocasiones, a crear todo tipo de artículos corporativos locos. Los mejores regalos para tus clientes potenciales son siempre lo más prácticos (una taza de café, bolígrafos, USB o incluso WIFI durante el evento). Éstos son los que merecen de verdad la pena disponibles en tu stand. Las golosinas y caramelos no son muy relevantes en el día a día…

El objetivo principal de tu material promocional debe ser generar el retorno de tus clientes. Para conseguir esto, debes utilizar una estrategia en la que puedan participar e involucrarse con tu marca como, por ejemplo, un juego o un pequeño concurso. Cualquier cosa que convierta una experiencia pasiva en una activa servirá. De esta manera crearás un compromiso y vínculo con ellos que servirá para motivarles y hacer que utilicen a tus servicios.

4. Busca el personal adecuado que te acompañe

Obviamente, tener un stand bonito no te garantiza del todo un éxito rotundo en una feria: Necesitas el apoyo de tus compañeros. Para ello, debes elegir el personal adecuado que te acompañe en esta ocasión. Gente amable, con don de gentes, simpática y con habilidades sociales que puedan gestionar el stand y animar a la gente a iniciar una conversación productiva. Resumiendo: Está claro que la creación de un stand molón te llevará tiempo y planificación, pero merece la pena por los resultados que conseguirás posteriormente. Dicho esto, tiene sentido visitar algunas ferias comerciales de antemano para ver qué hacen y cómo se organizan otras marcas. ¡No lo dejes para el último momento, y organiza tu evento promocional ya!

Manic, Marius. "Marketing engagement through visual content." Bulletin of the Transilvania University of Brasov. Economic Sciences. Series V 8, no. 2 (2015): 89