Cómo Construir una Imagen de Marca

Crear un negocio exitoso implica tener una imagen de marca importante. Por ese motivo, hay que invertir tiempo en crear tu imagen de marca, lo cual implica crear y presentar los valores de tu marca tanto a los nuevos como a los viejos clientes.

Te mostramos los cinco pasos que incluye el proceso de creación de una marca:

1. Define tu marca

1. Define tu marca

“No sabes a dónde te diriges, si no sabes de donde vienes” Es difícil hacer crecer un negocio si no se tienen los cimientos necesarios para construir sobre ellos.

Antes de crear tus estrategias de marca, debes definir quien eres como marca y que quieres representar. Reflexiona sobre los puntos fuertes de tu negocio y cómo contribuyes al bienestar de tus clientes.

2. Diferénciate y posiciona tu marca.

2. Diferénciate y posiciona tu marca.

El siguiente paso es encontrar tus puntos fuertes y establecer tus valores, para poder diferenciarte de otras marcas que actúan en tu área. Crea un valor único que ofrecer. Existen muchos negocios que ofrecen servicios o productos similares a los tuyos, así que debes darle a tus clientes una razón por la que deberían elegir a tu marca y no a la de tus competidores.

Una vez hayas encontrado el valor único que vas a proporcionar a tus clientes, desarrolla las estrategias de tu imagen de marca en base a ello y demuestra cómo tu marca se diferencia de tus competidores. Una buena estrategia, comunica las promesas de tu marca a través de anuncios, papelería personalizada, y embalajes.

3. Recibe visibilidad

3. Recibe visibilidad

Haz que tu marca sea conocida utilizando diferentes canales promocionales, como las redes sociales, anuncios impresos, anuncios en televisión o incluso anuncios en la rádio. También puedes utilizar otras estrategias de desarrollo de imagen de marca como la creación de un blog, una colaboración con un negocio similar o incluso una actualización de tu identidad visual. Estas son formas de hacer que tus clientes reconozcan tu marca de forma más rápida y fácil.

Intenta utilizar otras tácticas. Inserta tu imagen de marca en post-its de colores, libretas de notas y otro material de oficina y papelería. Es una forma segura de dejar marca no sólo en los empleados de la empresa, sino también en clientes y socios de otros negocios. Aunque no sea la estrategia de márketing más llamativa, puede hacer recordar tu marca de forma contínua en el tiempo.

Recuerda que es importante crear un mensaje consistente para tu imagen de marca en todo tu contenido, ya sea impreso o digital. Ten en cuenta la identidad de tu marca al pensar en el mensaje que quieres transmitir en tu contenido y promociones. Una estratégica consistente creará conocimiento de tu marca y aumentará su notoriedad.

4. Personaliza tu imagen de marca.

4. Personaliza tu imagen de marca.

Los consumidores apoyan a las marcas con las que se sienten conectados. Al personalizar tu imagen de marca podrás tener una relación más fuerte con tus clientes, ya que les ofreces una experiencia más personal y auténtica.

Existen varias formas de personalizar tu imagen de marca. Una acción que puedes tomar es mantener un mensaje y tono consistente en todos los canales de comunicación de tu marca, como en tu página web, publicidad exterior, anuncios impresos, redes sociales, material de oficina y papelería personalizados, o incluso las entradas de tu blog. Los clientes prestan atención no solo a lo que dices sino también a la forma en que lo haces.

A los consumidores les gusta la autenticidad, quieren apoyar a negocios operados por gente real.  Mantente fiel a quien eres y en lo que crees y aplicalo en todos los aspectos de la imagen de tu marca. 

Involúcrate en conocer las necesidades de tus clientes y estate atento de los cambios. Este acto ayuda a incentivar la personalización de tus productos para cuidar de tus consumidores.   

5. Evalua tu marca

5. Evalua tu marca

El cambio es inevitable. A la vez que el mundo cambia, también debe hacerlo tu marca. Si evalúas tu imagen de forma constante, podrás asegurarte de que estás yendo en la dirección correcta. 

Al evaluar todos los aspectos de tu marca, podrás enfocarte en los puntos que son relevantes en cada momento. Esto incluye tus productos y servicios, evaluación del desempeño, actividades o  estrategias de márketing. Debería seguir con las mismas actuaciones? Existe alguna acción que necesite cambios? Sigue mi marca siendo recordada?

Este proceso de evaluación también nos puede desvelar las oportunidades que puedes usar a tu favor. También puede mostrarte los desafíos a los que tu empresa se enfrenta.

La construcción de una imagen de marca es un ciclo continuo que debe trabajarse para ayudar a tu negocio a alcanzar todas sus metas. Ayuda a los negocios a crecer y adaptar sus estrategias a este proceso de cambios.