Cómo Configurar un Archivo para Imprimir

¿Quieres que tus diseños estén listos para imprimir? En Helloprint queremos hacer que la impresión sea fácil para ti , por eso vamos a explicarte cómo hacer que un archivo esté listo para imprimir.

La configuración correcta del archivo antes de crear el diseño de impresión garantiza una impresión de calidad, independientemente del programa de diseño utilizado. A continuación encontrarás una guía rápida y sencilla sobre cómo configurar un archivo para imprimir:

El tamaño correcto del archivo

El primer paso para configurar tu archivo es indicar las medidas exactas del producto final impreso. Aunque algunas imprentas o impresores online pueden cambiar el tamaño de tu diseño, tiene más sentido dar el tamaño correcto del archivo desde el principio. De esta manera, no habrá ninguna confusión o posibles cambios en tu diseño.

Extra, extra

El siguiente paso es añadir el sangrado de impresión alrededor del documento. El sangrado es un espacio extra que se extiende más allá de la línea de corte de tu producto impreso.

Aunque la nueva tecnología ha facilitado el corte de productos con mayor precisión, todavía existe la posibilidad de que la máquina corte más allá de la línea designada para ello. Si tu archivo no tiene sangrado, es posible que tenga un espacio blanco fino alrededor del borde del corte.

Los productos pequeños necesitan al menos un sangrado de 3 mm. Los productos más grandes, como las lonas y paneles, por otro lado, necesitan un sangrado de 5 mm o más.

Seguridad primero

Mientras que es posible que la máquina de corte, corte más allá de la línea establecida para ello, también es posible que corte dentro de la línea de corte. Crea un margen de 5mm para productos de letra pequeña como folletos y flyers y un margen de 50mm para productos grandes. Mantén los detalles importantes dentro de los márgenes para evitar que se corten.

Nota: En el caso de los catálogos, los márgenes cerca del lomo deben ser más grandes en comparación con los márgenes en la parte superior, inferior y exterior. De esta manera, el contenido se puede leer claramente cuando las páginas del catálogo están encuadernadas.

CMYK > RGB

Los archivos de impresión configurados en el modo de color RGB pueden tener colores completamente diferentes cuando se imprimen. La razón es que las impresoras utilizan el proceso CMYK o de cuatro colores para imprimir. CMYK representa los cuatro colores: cian, magenta, amarillo y negro.

La configuración de la impresión en color de tu documento de diseño debe ser CMYK desde el principio. De esta manera tendrás una mejor idea de cómo se imprimirán sus colores.

Nitidez y claridad

Asegúrate de utilizar imágenes en alta resolución para obtener productos impresos con imágenes nítidas y claras. Los productos pequeños necesitan imágenes con una resolución de al menos 300 dpi. Los productos de impresión de gran formato necesitan una resolución de entre 72 y 150 ppp.

El producto final

Cuando hayas terminado de crear tu diseño, exporta el archivo como un PDF con marcas de corte. Estas marcas permiten que las impresoras sepan dónde cortar.

Es mejor exportar el documento como un archivo PDF, ya que es un formato de archivo universal que puede ser leído por todos los ordenadores. El formato de archivo PDF también conserva las fuentes, imágenes, gráficos y capas de cualquier diseño.

Aunque las impresoras prefieren un formato de archivo PDF, también aceptan otros formatos. Algunos de los formatos de archivo aceptables incluyen AI (archivo Illustrator), PSD (archivo Photoshop) o incluso INDD (archivo InDesign empaquetado). Las impresoras también aceptan formatos de archivo JPG o PNG.

Si estás trabajando con Photoshop o Illustrator, aquí están las cosas a tener en cuenta para la configuración del archivo y que esté listo para imprimir:

  • Fuentes. Convierte todo tu texto en dibujos vectoriales (para Illustrator) o en objetos (Photoshop). Esto es para preservar el tamaño, la forma y el color de la fuente del documento. Algunos ordenadores o programas sustituirán la fuente de tu archivo, si no la reconocen.
  • Imágenes. Incrusta las imágenes vinculadas que hayas utilizado en el documento. Las imágenes vinculadas no se mostrarán en otros equipos ya que el equipo no contiene el archivo original al que está vinculado. Incrustar la imagen significa que una copia del diseño se guardará en el archivo.

Una configuración de archivo adecuada garantiza unas impresiones de calidad y consistentes. ¿A qué estás esperando? Diseña tus propios productos ahora y déjalos listos para imprimir con nuestros consejos.