¿Quieres imprimir tu publicidad pero no sabes qué tipo de papel puedes utilizar? No te preocupes, en Helloprint te explicamos las distintas opciones disponibles

Como bien dice el dicho, las primeras impresiones cuentan. Y, en la mayoría de las ocasiones, son determinantes para determinar el éxito de una campaña de marketing. De ahí que sea tan importante presentar tu material promocional correctamente y ofrecer una imagen y calidad profesional que concuerden con tu marca.

En la publicidad impresa todo cuenta: desde la apariencia hasta el gramaje, pasando por el tacto. Todos estos factores juegan un rol fundamental en la impresión de tus flyers, catálogos y demás productos. Por eso, es importante saber qué tipo de papel necesitas elegir para imprimir tu publicidad. Si no conoces bien las diferencias entre ellos, a continuación te explicamos los tres más comunes:

Tipos de papel:

  • Papel brillo: Tal y como su propio nombre indica, este papel está recubierto de una película brillante que le concede un efecto resplandeciente. Normalmente se suele utilizar en impresiones de alto contenido visual.
  • Papel estucado: También conocido como papel satinado o couché, se trata de un papel revestido de una capa de textura lisa, más agradable al tacto. Esta película aporta una mayor suavidad y blancura que la brillante, por lo que se suele utilizar principalmente para imprimir publicaciones como revistas, catálogos o libros con contenido para leer.
  • Papel sin recubrimiento: Este tipo de papel no está recubierto de ninguna capa o laminación, por lo que permite su fácil escritura. El papel sin revestimiento tiene una mayor porosidad y ofrece una sensación más mullida.

Recomendaciones para elegir el papel

Dicho esto, hemos preparado algunas recomendaciones que pueden servirte de ayuda para escoger elegir el tipo de papel para tus flyers, catálogos, revistas o folletos plegados, dependiendo del uso que les vayas a dar:

  • Utiliza el acabado estucado o mate para lograr un efecto elegante.
  • El acabado brillante es más idóneo para imágenes y fotografías.
  • Decántate por el papel sin recubrimiento si tu impresión incluye una parte para escribir.
  • El gramaje también es fundamental para crear un mensaje fuerte.
  • Usa los papeles laminados (brillo o estucado) para una impresión más duradera.

    Al igual que la calidad, el gramaje o el peso del papel también importa. Imprimir, por ejemplo, un folleto impreso en 135 gr brillo, ofrecerá un aspecto informal (perfecto si estás enviando una publicidad llena de imágenes y ofertas de descuento). Sin embargo, si lo que quieres es presentar tu empresa o servicios exclusivos en un catálogo más formal es mejor que escojas papel estucado para las páginas interiores y para la portada un mate laminado.

Como profesional, debes cuidar la apariencia de tu publicidad impresa y el impacto que puede tener en tus clientes. Si no estás seguro de qué tipo de papel se adapta mejor a tu publicidad impresa, no dudes en contactarnos: ¡Seguro que podemos ayudarte a conseguir el resultado que esperas!